Menu

Lo que de verdad importa

Los valores son creencias, principios que reflejan nuestros intereses, sentimientos, convicciones más importantes, y que orientan nuestra conducta definiendo nuestra actitud ante la vida. El sistema de valores se define en cada persona a lo largo de la vida, a partir, fundamentalmente, de sus vivencias y experiencias. Trabajar en las aulas los valores es importante para promocionar un estilo de vida saludable ajustado socialmente. El adolescente que construye progresivamente un sólido sistema de valores prosociales que aplica a sus comportamientos cotidianos, tenderá a desplegar una serie de conductas que le aproximarán al bienestar, también como valor en sí mismo.

Los valores no pueden ser impuestos, por lo que el docente tendrá un papel de acompañamiento y apoyo al adolescente confiando en su evolución positiva y ofreciéndole recursos y espacios de reflexión y experiencia personal a través de los cuales los irán adquiriendo, construyendo su propio sistema de valores.

Educar en valores ayudará a los adolescentes a desarrollar de forma adecuada sus cualidades, a aprender cómo son ellos, cómo hacerse entender y cómo entender a los demás, a ser tolerantes, a ser críticos, contribuirá a su desarrollo moral, y les permitirá tomar decisiones de manera reflexiva ante las distintas situaciones que se irá encontrando.

A lo largo de la vida los alumnos irán eligiendo sus propios valores, no serán ni mejores ni peores que otros, todo dependerá de la jerarquía que establezcan entre ellos. El hecho de mostrarles y facilitarles experiencias cargadas de valores o basadas en valores positivos y prosociales será importante desde el punto de vista preventivo y educativo. Finalmente, será el adolescente el que decida sostenerlos o no, basándose en lo personal. Sin embargo, a través de ejercicios en los que se trabaje la clarificación de valores adquiridos y compartidos por la humanidad, les ofrecemos la oportunidad de revisar los que componen su escala de valores y/o incorporar cambios en la misma.

La clarificación es el paso previo a la educación en valores, permite que las personas se percaten de algunas de las razones por las que actúan o dejan de actuar de una forma determinada. En este bloque trabajaremos sobre ello.

Actividad previsionado

Antes de ver la exposición, el profesor pedirá a los alumnos que completen las siguientes frases:

  1. Lo que me hace sentir triste es…
  2. Me pongo contento si…
  3. Mis tres deseos principales son:
  4. Normalmente me enfado cuando…
  5. Me desagrada que un compañero o amiga me…
  6. Muchas veces me preocupo por…
  7. De una persona valoro más…
  8. Yo me definiría como…

Este ejercicio es inspirador y tratará de facilitar el proceso por el cual cada alumno podrá esclarecer y organizar sus preferencias en forma de “lista de valores” (tarea siguiente).

Una vez completadas las frases, cada alumno creará una lista en la que pondrá las cosas que más le importan en la vida (mínimo 5) y las ordenará por grado de importancia (de mayor a menor).

Ejemplo:

  1. Amistad
  2. Amor
  3. Familia
  4. Ser solidario
  5. Ser buen compañero
  6. Justicia
  7. Salud
  8. Esfuerzo
  9. Inteligencia
  10. Tolerancia, etc.

Los objetivos de este ejercicio serán:

  • Tomar conciencia de lo que realmente valoran en este momento de la vida.
  • Saber que sus valores son la idea de lo que es más importante en sus vidas. Por lo que quieren vivir y para lo que quieren vivir.
  • Entender que son fuerzas silenciosas que están detrás de lo que hacen y deciden.
  • A partir de ellos resolverán los conflictos que se irán encontrando.
  • Facilitar que los alumnos se aclaren en relación a sus valores, los identifiquen y los ordenen según su importancia.

Antes de finalizar la sesión, se les pedirá que tengan a mano sus “listas de valores”, ya que se utilizarán en la actividad siguiente.

Recorrido Virtual

Para realizar este bloque de actividades debe visionarse la campaña “Hay un montón de razones para decir no”, de esta Sala Virtual "FAD: más de 25 años, más de 50 campañas".

Puedes navegar por esta sala virtual e interactuar con sus elementos destacados para visualizar las campañas.

Actividad de postvisionado

Después de ver la campaña seleccionada (tv y cuña radio), se pedirá a los alumnos que revisen sus “hojas de valores” con la idea de que puedan cambiar o incluir algún valor más si lo desean. A continuación, y a través de un diálogo abierto con el grupo-clase, se les preguntará si las drogas pueden cubrir algunos de esos valores o deseos manifestados.

Con este sencillo ejercicio de debate se pretende ayudar a los alumnos en la clarificación de su escala de valores, en el análisis y reflexión sobre lo que para ellos es importante, y en la relación que esto puede llegar a tener con el consumo de drogas. Las drogas pueden resultar un camino rápido y sencillo para lograr algunas cosas en la vida, pero será un camino cargado de posibles consecuencias (personales y sociales) que deberán ser tenidas en cuenta. Esas consecuencias a veces son difíciles de prever, y sobre todo, observadas como lejanas a ciertas edades. Por ello, será determinante hacer referencia a la dependencia psicológica que pueden generar, a través de la cual la persona puede llegar a pensar que determinados logros se consiguen por mediación del consumo (ser divertido para los demás, sentirse integrado en un grupo, entre otras). Cuando esto ocurre es muy probable que se acabe instaurando una adicción ya que la persona no podrá “funcionar” sin consumir, y cada vez más y en más ocasiones necesitará la droga para hacer frente a lo que le surge.

En el debate, el profesor podrá a apoyarse en el eslogan de la campaña: “Hay un montón de razones para decir no. Tú tienes la última palabra”.

Con este bloque nos quedamos en la primera parte, no menos necesaria, del trabajo en valores, si el profesor tiene interés en continuar con este trabajo, se aconseja que utilice procedimientos basados en la generación de conflictos, dilemas morales, pensamiento crítico, que permitirán la implementación de valores por parte de los adolescentes.