Menu

Sigo siendo el mismo

Cuando pensamos en los motivos por los que los jóvenes consumen drogas, nos encontramos ante un panorama muy diverso. Unos lo hacen para sentirse mejor, otros para integrarse en un grupo, otros para evadirse de sus problemas, y así podríamos encontrar tantos motivos como jóvenes consumidores pueda haber.

Por ello, es difícil aglutinar todos esos motivos por los que los jóvenes consumen drogas, pero no lo es tanto si nuestro objetivo es trabajar sobre los que identifican los alumnos con los que queremos intervenir. Cómo valoran ellos los beneficios derivados de los consumos y qué consecuencias están dispuestos a asumir, serán puntos de partida interesantes a tratar en el aula a través de los cuales podremos “desmontar” algunas expectativas positivas hacia el consumo, implícitas en su discurso. Que puedan llegar a la conclusión de que el consumo de drogas no conlleva beneficio en sí, o lo hace durante un periodo corto de tiempo, es clave para que se planteen si merece la pena sacrificar algunas cosas por el consumo.

A determinadas edades es interesante no sólo centrarse en dar información a los jóvenes sobre los efectos y las consecuencias derivadas del consumo de drogas, sino también facilitarles un espacio donde puedan cuestionar esos efectos y esos supuestos beneficios.

A partir de las campañas seleccionadas para este bloque, trataremos de hablar con los jóvenes sobre lo que esperan de las drogas, sobre las expectativas creadas en torno al consumo, propiciando un espacio de “cuestionamiento”, de puesta en duda de todos esos beneficios que se “les han vendido”. Ser críticos con lo que piensan o hacen es fundamental en la construcción de personalidades autónomas y responsables.

Actividad previsionado

Existe una construcción social de lo que es divertirse y parece que los efectos de las drogas se parecen en cierta medida a esa construcción. A pesar de que la situación de consumir y no divertirse es muy habitual (por problemas derivados del consumo o porque no “pasa nada”), los jóvenes siguen asociando diversión con consumo de drogas.

Antes de ver las campañas seleccionadas para este bloque, se trabajará en grupo la creación de una breve introducción que dará paso al análisis de dichas campañas.

En grupos de 4-5 personas, describirán una tarde de viernes o sábado. Dónde van, qué hacen, si hay consumo… En el caso de que haya consumo, qué se consume y qué se espera lograr con ese consumo (si son alumnos que no suelen consumir, se les pedirá que piensen en los que sí lo hacen). Para ello se les dejará 10-15 minutos, para posteriormente ponerlo en común y buscar las coincidencias en las propuestas planteadas. “Fotografía de viernes o sábado tarde-noche”.

Recorrido Virtual

Para realizar este bloque de actividades debe visionarse la campaña “El tiempo que le dedicas al alcohol", de esta Sala Virtual "Alcohol, la sustancia amiga".

Puedes navegar por esta sala virtual e interactuar con sus elementos destacados para visualizar las campañas.

Actividad de postvisionado

Una vez vistas las campañas seleccionadas, se lanzan las siguientes preguntas:

¿Qué hemos visto? ¿Cuál es el elemento común en ambas secuencias? ¿Coincide con nuestra fotografía? (el alcohol es un elemento importante, asociado a bienestar, “buen rollo”, despreocupación, diversión) ¿Qué se suele esperar del alcohol? ¿Se consigue realmente gracias a él? Con este debate se pretende que los jóvenes identifiquen los elementos que realmente son clave para que haya diversión (compañía, música, alcohol, ¿siempre?). Sentirse unido al grupo es una necesidad de las personas y parece que el consumo de drogas y ciertos estados de euforia y desinhibición que los acompañan pudieran ser una forma de satisfacerla. La cuestión aquí es que las relaciones humanas necesitan de otros elementos para poder desarrollarse de forma sólida y estable, y esto no se consigue en una tarde o en una noche de diversión (menos mediada por drogas).

¿El alcohol es garantía de pasarlo bien? ¿Qué consecuencias estaríais dispuestos a asumir por consumir alcohol?

Ante estas preguntas se divide la clase en grupos de 4-5 personas para que elaboren una respuesta (en las campañas se ve cómo se han perdido dos ocasiones importantes para las vidas de los protagonistas).

Se terminará diciendo que desde fuera es fácil ver el error cometido por los protagonistas, pero que cuando las personas se dejan llevar por el día a día, es sencillo caer en situaciones semejantes a las vistas en los anuncios.