Menu

Ocio y consumo

Podemos definir el ocio como la forma positiva de emplear el tiempo libre. Para adolescentes y jóvenes el ocio se convierte en un espacio para ser ellos mismos, sin los condicionamientos de los contextos adultos. Es un espacio para “dejarse llevar” por el grupo, la oferta o la moda, va mucho más allá del simple disfrute del tiempo libre y se configura como una auténtica seña de identidad, tanto por la naturaleza de las actividades que realizan como por el significado que se les otorga.

Dentro de la consideración del ocio juvenil, prevalece por encima de cualquier otra actividad la de salir de fiesta. Son las actividades relacionadas con la música, con los amigos y con los medios de comunicación, las más practicadas por los jóvenes. Así, en el discurso juvenil hay una separación radical entre el "ocio" definido como salidas de fiesta con amigos de fin de semana, y "los otros ocios", como el resto de actividades que se realizan en el tiempo libre.

Son numerosas las investigaciones que confirman la relación existente entre determinadas formas de ocio y tiempo libre y los consumos de drogas.

Algunos fenómenos, como el consumo de bebidas alcohólicas que realizan los adolescentes y jóvenes durante los fines de semana, aparecen estrechamente ligados a la necesidad que tienen estos colectivos de relacionarse con sus iguales, de divertirse y ocupar su tiempo libre. El alcohol y otras drogas actúan como articuladores y facilitadores de las relaciones sociales de los jóvenes convirtiéndose en un elemento esencial de su cultura y, en particular, de sus expresiones de ocio. De este modo, el consumo de “drogas recreativas" ha pasado a convertirse en un elemento clave de la diversión, junto con la música, el baile y la compañía de otros jóvenes.

En este bloque, se reflexionará con los alumnos acerca de cómo utilizamos nuestro tiempo de ocio y se tratará de romper la asociación de ocio y consumo, explorando y descubriendo otras maneras de pasar el tiempo libre.

Actividad previsionado

El educador divide la clase en grupos de 4 o 5 alumnos y lanza las siguientes preguntas:

  • ¿Qué cosas hacéis en el tiempo libre para pasarlo bien? (elegirán las tres más comentadas en el grupo).
  • ¿Por qué son las más realizadas, qué os aportan? ¿Qué elementos tienen en común? (nos juntamos en grupo, la realizo solo, es divertida, es relajante, es atrevida, es educativa, es gratuita...).

A continuación, se pone en común el trabajo realizado en los grupos, y se tratan de establecer “Los criterios para que una actividad sea satisfactoria” (3-4 características que debe reunir para que sea elegida. Ejemplo: colectiva, divertida, solidaria...).

Recorrido Virtual

Para realizar este bloque de actividades debe visionarse la campaña “144 horas", de esta Sala Virtual "Alcohol, la sustancia amiga".

Puedes navegar por esta sala virtual e interactuar con sus elementos destacados para visualizar las campañas.

Actividad de postvisionado

Una vez vistas las campañas seleccionadas, el educador abrirá un debate a partir de la siguiente pregunta: ¿Qué os parece la idea que transmiten las campañas? (144 horas es el tiempo que dedican más de un millón de jóvenes al consumo de alcohol en verano. Pablo ha dedicado este tiempo a aprender a hacer surf desde cero). Se comentará que “aprender surf” puede ser una actividad más de las que una persona puede hacer en su tiempo libre, igual que las que han mencionado en la actividad previa al visionado.

A continuación, el educador introduce otro tema de debate con el objetivo de romper la relación consumo de drogas-disfrute del tiempo libre, a partir del siguiente comentario: Pablo está disfrutando de unas horas de tiempo libre para hacer una actividad placentera sin necesidad de consumir ningún tipo de sustancia, ¿en cuántas de las actividades que habéis mencionado en la actividad previsionado está presente el alcohol y otras drogas? ¿Cuáles son las claves del éxito para pasarlo bien? (se hará referencia a lo trabajado anteriormente “Los criterios para que una actividad sea satisfactoria”, intentando resaltar todas aquellas claves que no tengan relación con el consumo de drogas).

A continuación, se les preguntará si se han fijado en lo que dice un amigo de Pablo en el primero de los anuncios, "Nos da mucha envidia" (parece que la manera en la que ellos pasan el tiempo está muy alejada de lo que va a hacer Pablo…). Al hilo del debate que pueda haber surgido, se comentará que algunas veces los jóvenes sí tienen propuestas que supondrían una alternativa válida de ocio y diversión frente a las actividades "típicas" (juntarse para beber, ir siempre a los mismos sitios, etc), pero que no se proponen por “miedo” a salirse de la norma, sentirse cuestionado por proponer algo diferente o no ser respaldado por el grupo. Se les invitará a que comenten si alguna vez les ha ocurrido algo parecido.

Para finalizar el bloque, les preguntaremos (o se hará a través del trabajo en pequeños grupos) por actividades que no han hecho (o las han hecho pero con poca frecuencia) y les gustaría realizar. A continuación se les preguntará por los condicionantes que supone poder hacerlas analizando las maneras de superar dichos condicionantes.